Si quieres tener un buen descanso, tu almohada jugará una parte primordial. ¿Por qué? A continuación, te decimos las principales razones y te ayudamos a elegir la que mejor se adapte a tus necesidades.

 

Cuando dormimos es muy importante que tanto nuestra cabeza, como nuestro cuello y columna vertebral se encuentren alineados. La almohada nos permite hacer lo anterior, además de relajar nuestros músculos y favorecer un buen descanso y respiración. Aunque la almohada ideal no existe, para escogerla te invitamos a tomar en cuenta tus hábitos de sueño y complexión física.

 

Elige una almohada de tamaño justo, dependiendo de si duermes boca abajo o es para tus hijos (búscala baja igual a 10 cm); si duermes sobre la espalda debe de ser mediana, de 12 a 13 cm, con una dureza mediana y más baja de los hombros; si eliges una medio-alta o de 15 cm esto será porque duermes de lado y te ayudará a mantener tanto la cabeza, como el cuello bien alineados con el eje de tu columna.

 

Para ser asesorado por un experto te invitamos Colchones Hidalgo, donde te daremos la introducción adecuada a nuestras distintas almohadas y una asesoría personalizada para que elijas la que más se adapte a ti.